Aprendamos a Conocer al Padre Eterno
Página 84 de 185

La desaparición del Señor Krishna, Dios, la Persona Suprema, de la tierra.

El verdadero conocimiento y la liberación consisten en entregarse a Dios, el Señor Soberano, y dedicarse a su servicio de amor y devoción.

El propósito de la existencia es conocer a Krishna como realmente es, amarlo y aprender a renovar nuestro vínculo con Él, unir nuestros intereses y voluntad con los Suyos, rendirnos a Él y servirlo con amor y devoción.

La meta de la existencia es también estar completamente absorto en los pensamientos de Krishna, Su forma real, Sus entretenimientos, Sus actos y atributos.

Por último, la meta de la existencia es que el alma espiritual alcance la liberación total del condicionamiento material, de la prisión en un cuerpo material, para que, por la gracia de Dios, pueda entrar en el reino eterno de Krishna. Servir a Krishna, Dios, la Persona Suprema conduce a la liberación. La liberación total se obtiene tan pronto como uno es consciente de ser los eternos sirvientes, las eternas siervas de Krishna, la Persona Suprema.

Krishna dice: «Aunque cometa los peores actos, cualquiera que se dedique al servicio devocional debe ser visto como un ser santo, porque está en el camino perfecto».

El Señor añade: «Aquel que alcanza el nivel espiritual al mismo tiempo realiza al Ser Supremo y encuentra una alegría infinita en él. Nunca se aflige, nunca anhela nada; está igualmente dispuesto hacia todos los seres. Tal persona entonces llega a servirme con puro amor y devoción».

El servicio devocional es la verdadera liberación. Cuando un hombre es atraído por la belleza de la Persona Soberana y sus pensamientos se dirigen constantemente hacia Él, pierde todo interés por los temas que no promueven su desarrollo espiritual. El alma individual se instala en el nivel de la existencia espiritual, toda dicha, cuando se da cuenta plenamente de que su felicidad depende de su realización espiritual, el fundamento mismo de la dicha, y cuando se absorbe eternamente en el servicio del Señor, que no tiene a nadie por encima de Él.

El poder de Krishna, el Señor Supremo es absoluto. Él es la causa de todas las causas, la fuente original de todo lo que es, de Él emana todo y fuera de Él no hay nada.

Sólo a través de Él obtenemos todas las necesidades de la vida. Del mismo modo, cuando el Señor estaba personalmente presente en la tierra, todas las condiciones necesarias para la paz y la prosperidad, incluyendo la religión, la espiritualidad y el conocimiento, estaban presentes en un despliegue perfecto, debido a Su sola presencia.

Facebook

VISITANTES

4114884

Visitantes en línea

4114884





Visitantes por país